Mujeres agredidas por la policía en Butembo durante una manifestación

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El hecho ocurre durante la noche tras un día muy agitado por la manifestación de las madres en Butembo y Bunyuka, cuyo objetivo era exigir la liberación de dos sacerdotes católicos secuestrados en Bunyuka hace unas semanas. La coincidencia del ataque a la comunidad de sacerdotes de Butembo UCG/ITAV con la materialización del evento prometido por estas mujeres refuerza la sospecha de que hace creer en la responsabilidad de las autoridades locales de seguridad en este hecho lamentable. Además, dichas autoridades son traicionados por sus propios dichos, que prometieron lo peor a aquellos que se atreverían a apoyar la presión sobre el oficial por la inseguridad tan denunciada. Mucho más, la barbarie con la que la policía trata a estas inocentes mujeres, manifestándose pacíficamente en el marco y los límites de sus derechos de ciudadanía, confirma que los verdugos de los sacerdotes católicos de la diócesis de Butembo-Beni se camuflan en los servicios públicos de seguridad del lugar.

Recordemos, actualmente los actores de la sociedad civil vive con el miedo el estómago después de sus últimas acciones que requieren la dimisión de los miembros de la Comisión urbana de seguridad considerado incompetente (el alcalde Kapipi y su comitiva). Amenazas de muerte pesan contra los miembros de esta coordinación obligados a vivir en la clandestinidad. Es el doctor sacerdote Malonga que está al frente de esta coordinación. Por lo tanto, su destino fue sellado por el ataque de aquella noche, durante el cual los atacantes se equivocaron de blanco dando con el padre WASWANDI.

Pero, ¿por qué perseguir a los miembros de la coordinación urbana de la sociedad civil, mientras que sólo están al servicio del pueblo víctima de una inseguridad que no quiere terminar?

Héritier MATABARO KYAVAGHENDI
Butembo.

©Beni-Lubero Online.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *