Nueva matanza en Beni, el velo se levanta: El enemigo está dentro del ejército!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

incendie

Aquella noche, nuestro corresponsal nos alertó sobre la Incursión de asesinos en la ciudad de Beni, en la comuna de Rwenzori en Buili y Kasinga!

¡Es el horror de la mañana!

De madrugada, la gente decide acercarse al lugar del asesinato para investigar sobre lo que sucede. A la entrada de Kasinga se encuentran a casas quemadas, y se descubren a siete cuerpos sin vida. Estos son: Katuba, Sr. Mbiyombiyo, Sra Mbiyombiyo, Kasaki, Sra Pako , Pako, Sr. Bifalo. Cada vez que se acercan a la zona, se encuentran un muro de militares que prohíben el acceso a la zona bajo pretexto que está todavía presente, en la zona, los rebeldes denominados ADF; por lo tanto hay que proceder por barrer la zona. ¡Mientras tanto, un helicóptero despega de la zona mientras que nadie se dio cuenta de su aterrizaje! Lo cual suscita preguntas y comentarios de todo tipo…!

Helicópteros de la MONUSCO (Misión de la ONU en Congo) sobrevolando la zona antes de las matanzas

Para la población, antes de la masacre, los Helicópteros de la MONUSCO sobrevolaron la zona Kasinga donde nos encontramos a dos centros del ejército congoleño (las FARDC). Algunos incluso afirman que haberlos visto aterrizar y despegar. Recuerde, Kasinga no está lejos del hotel Okapi Palace de Julien Paluku (presidente de la Comunidad del Norte-Kivu) y la carrera Sinohydro.

¡Un militar testigo de aquella operación cuenta!

Contactado por Benilubero, un comandante testigo de la matanza nos habla y transmite la indignación de algunos militares. Todo ocurrió cuando los soldados afectados en la zona regresaban de la patrulla que efectuaron en campos de los alrededores de la población a una circunferencia de al menos 5 km2. Al atardecer, regresaron al centro militar, la situación era tranquila y nadie de las autoridades militares de la zona sabia de todos los informes sobre posibles cambios. Alrededor de las 19:00, llegó un oficial de las nuevas unidades asignado recientemente en la zona «sokola1» bajo mando de Fall Kabwe y anunció la releva. Algunos venían de abandonar y otros entraron en el centra; unos minutos más tarde, vimos una llama en el cielo parecida a un cohete y la explosión de una bomba en la zona de la sucesión. Nuestro comandante nos avisó de que se trataba de una granada que sólo posee el ejército. Al ver esto, decidieron regresar al centro para averiguar qué pasaba y si fuera necesario echarles una mano a sus nuevos compañeros que les habían sustituidos. Sorprendentemente, éstos les impidieron volver diciendo que ellos habían sido relevados y por lo tanto no tenían permiso para intervenir. Este cordón y fuego que arrastraba casas continuaron hasta las 12:00.

¡Una confusión total!

¡La población habitada por el Pánico huyó en todas las direcciones! Tampoco sabía hacia dónde ir. Pues mientras huía, se cruzaba con soldados que acordonaban la zona, no solo quemaban casas y centros militares sino que mataban a personas que se encontraban en su camino. El centro de la ciudad entró en alerta… Oímos el ruido de disparos por la ciudad. Las redes sociales anuncian la incursión de asesinos! Los Helicópteros de la MONUSCO continuaban sobrevolando por la zona. ¡Vaya, confusión total!

¡La ira de la población contra el ejército y la MONUSCO!

img-20160922-wa0026_resized

Para la población, el ejército es cómplice. Impide el acceso a la zona con el fin de ocultar el acceso a las pruebas y está implicado en el genocidio del pueblo Yira. La población está convencida de la gravedad del daño y sobre todo de que muchos murieron, civiles patriotas y militares de las FARDC. Y por lo tanto, la prohibición a acceder al lugar de la masacre habrá servir para la evacuación discreta de cuerpos sin vida con fines arrojarlos al río, como fue el caso durante la masacre Rwangoma (13 de agosto pasado); enterrarlos en una fosa común por allí. Algunos incluso dicen que la MONUSCO está ofreciendo sus servicios a estos crueles. El dicho se conoce de antemano: « Es el ADF quien ha perpetrado la matanza. Se escondió entre la población. Le invitamos a la población a colaborar con el ejército y la MONUSCO ». ¡Pero el público ya no se deja engañar! ¡Quienquiera que sea, cualquier persona, incluso un niño de la escuela primaria, no puede entender cómo el enemigo podría entrar en la ciudad, mientras que ésta está bien rodeada por militares fuertemente armados! La población Vio a los vio a los asesinos. Llevaban el nuevo uniforme del ejército nacional congoleño, pocos minutos durante la sucesión… Los asesinos están tanto en la ciudad como en los campos.

La tensión aumenta en la ciudad

Como siempre, las llamadas autoridades administrativas y militares encuentran la energía y las estrategias para impedir a la población prevenir ir al lugar de la tragedia para que no viera la gravedad del daño, que en éste caso habrá sido mayor. No intervienen en favor de la población, tampoco les dejan hacerse cargo de sus muertos.

¡Ya es suficiente! Para mostrar su ira, los alumnos de la escuela primaria han protestado pacíficamente en la calle. Pero, en vez de ir a luchar contra el enemigo; la policía se ha puesta a dispersar a estos niños que no poseían ni armas ni cuchillos! Qué crimen es esto de lanzar gases lacrimógenos a una multitud de alumnos que tienen a sus voces como armas principal!

La ira de los militares: el genocidio es obra del ejército made in Kabila!

img-20160922-wa0024_resized

A medida que la población se cabrea, el ejército da su versión de los hechos « Los atacantes querían atacar la ciudad de Beni, pero fueron impedidos por las FARDC, informa el Portavoz del ejército Mak Hazukay!

¡Falso replica nuestro comandante testigo de la llegada de aquellos furiosos militares en esta zona de la masacre! Para los militares substituidos, no hay duda: ¡el enemigo está dentro del ejército! El ejército es cómplice. Su infiltración se ha intensificado con la división de la zona de operación Sokola 1 en primer lugar, y en segundo lugar, por la llegada de nuevas unidades bajo mando del General Fall Sikabwe, y el paso del Comisario General de la policía, Sr. Bisengimana!

El comandante testigo confirma incluso se sospecha la población: viendo el número de casas quemadas y el hecho que los militares rodeaban la zona prohibiendo toda salida y entrada, el daño tiene que ser mayor. ¡No exagero si hablo de más de un centenar de muertos. El cierre facilitó la recoger de cuerpos para su entierro en fosas comunes, lejos en el bosque y así nadie se entera del horror causado por este genocidio! Hay traición. Debemos actuar, insiste por teléfono nuestro militar y testigo de la masacre.

La actitud del Sr. Nyonyi Bwanakawa, alcalde de la ciudad de Beni, el cual ordenó no dar paso a la población para que ésta no acceda al lugar de la masacre con fines de recoger a sus muertos no hace nada más que confirmar la complicidad de los líderes. El testimonio del militar de las FARDC está clara: el Exterminio de la población civil es obra del Estado; por eso impidió el acceso de los testigos molestos y no deseados en Kasinga y Buili.

Los asesinos cada vez más eficaces: la sombra de Joseph Kabila

Para poder entender lo que ocurre en los contestos de matanzas, hace falta mirar hacia atrás y reflexionar sobre las advertencias preventivas que Benilubero Online no deja de emitir para alertar al público en las semanas últimas.

Es evidente que, desde hace una semana, los asesinos se han vuelto más fuerte y armado de lo que eran hace unos días. Ellos son capaces de penetrar en las filas militares sin distinguirse y destruir los centros militares/FARDC sin que nadie se lo impida. Patriotas militares y poblaciones se están convirtiendo todos en todos en víctimas de los asesinos, escribíamos en nuestra edición del lunes 20 de septiembre.

Esto interviene casi un mes después de la división de la zona operacional Sokola 1 en dos. Recordemos que Benilubero denunciaba ya la división y había alertado a la opinión pública nacional e internacional sobre los motivos ocultos de esta decisión de Kabila. Sencillo, Benilubero había visto en el nombramiento del Fall Sikabwe una carta magna de Joseph Kabila (presidente del país) para asentar su poder de la muerte y de la vida en el Gan-Norte.

No es pues sorprende el hecho lo ocurrido últimamente acontezca en el área operativa sur Sokola 1 cuyo mentor es el Fall Sikabwe! Para los testimonios sobre ello revelan y demuestran que el asesino está en el ejército!

¡Los signos que no mienten!

¡Lo que se sucede en Beni se entiende a la luz de la matanza de la población en Kinshasa!

A la derrota del M23 se intensificaron las masacres en Beni. A igual lasmatanzas Kasinga/Beni se deben entender a la luz de lo que está sucediendo en Kinshasa.

¡Mientras que el M23, patrocinado por Joseph Kabila y el régimen de Kigali, éstos crean otra zona de descenso en el extremo norte y se fabricaron al ADF Nalu, bajo la responsabilidad de un tal Mundos! ¡Sabéis de qué va! Cada cual descubre este juego sella al mismo tiempo su certificado de muerte: El coronel Mamadou Ndala, el general Bahuma, el padre Vincent Machozi etc. Es el mismo juego que estamos presenciando. Joseph Kabila está siendo derrotado en Kinshasa. Hoy Beni Ituri le sirve como zona de reserva/repliegue, si no justifica las medidas que va poner en marcha las horas o días que vienen. Estamos aquí ante el primer acto de su estrategia, cuyo uno de los principales actores principales es el general Fall Sikabwe!

¡La MONUSCO debe romper su silencio!

¡Todos estos actos se llevan a cabo a la vista de la MONUSCO! Si no es cómplice; ella sabe algo al menos. Sabe algo. Al ocultar la verdad, la MONUSCO acabará siendo responsable de este genocidio. Es allí donde Joseph Kabila quiere llevarla. La semana pasada empujó a la MONUSCO bombardear las FARDC del área Sokola 1 Norte en Eringeti. Ayer por la noche antes de la matanza, bajo pretexto de colaborar, sus Helicópteros sobrevolaron la zona de Kasinga. ¡Y esta mañana, la población vio uno en tierra sin haberlo visto aterrizar! Como dice un proverbio kongo: «Incuban huevos podridos pero pronto saldrá su fruto».

« Se entiende así el grave peligro de cualquier extensión al poder de Joseph Kabila. Todo congoleño digno de este nombre debe rechazar cualquier forma de transición. En efecto, teniendo en cuenta lo que está sucediendo en Kivu-Ituri, cualquier transición más allá de diciembre de 2016 daría tiempo y recursos al gobierno congoleño, que es, obviamente, cómplice de la ocupación, en marcha, de Rwanda en Kivu-Ituri « (Padre Vincent Machozi, 19 de marzo de 2016 discurso por el que fue asesinado al día siguiente).

©Beni-Lubero Online.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *