Le gén. Akili Muhindos alias Mundos, officier FARDC accusé de soutenir le massacre de Beni

¡Comparecencia de los ADF: Nyonyi (el Alcalde de la ciudad de Beni) y el general Mundos uno de los patrocinadores de las matanzas de Beni dice un asesino a la barra!

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Esto se esperaba como sea posible. Y, sin embargo, las víctimas de las atrocidades, matanzas y saqueo sufrido en Beni desde octubre de 2014, han sido denunciado: las autoridades congoleñas, tanto civiles como militares, son el cerebro de la planificación y el apoyo de la nuclear matanzas en la que han perecido trágicamente, especialmente inocentemente, alrededor de dos mil hijas e hijos del territorio Beni.

El acusado Hamuli Banza Suleiman, que comparece en Beni por haber sido detenido como miembro activo de asesinos de civiles, dejó caer finalmente el velo en la corte este viernes, 10 de febrero de 2017. Suleiman es un presunto ADF que fue capturado por el pueblo y entregado a FARDC operación civil de búsqueda de asesinos en Beni, en 2016. Ha declarado explícitamente, durante su comparecencia en Beni, que entre las autoridades que apoyan las operaciones de matanzas de civiles, están el Sr. Nyonyi Bwanakawa, alcalde de la ciudad de Beni, y el general Mundos FARDC.

Evidentemente, la revelación de la participación de Nyonyi en los crímenes cometidos por los presuntos ADF (asesinos) es al parecer un hecho de naturaleza para sorprender a cualquier observador. Sin embargo, una simple lógica ayuda ya entender lo suficiente su posible responsabilidad en el caso de los asesinos, especialmente por la deuda moral que lo mantiene entre los vasallos de los que mandan ahora el gobernador Julien Paluku y el presidente Kabila en el plan de expulsar a los aborígenes por los extranjeros. Su consentimiento para colaborar en esta mala práctica le llevó a obtener gracia de ser mantenido de nuevo a sus funciones como Alcalde de la ciudad de Beni, después de un momento de discordia. Esta actitud de abdicación moral se ha convertido en la norma requerida para encontrar garantía de protección o estimaciones o cualquier favor ante los poderes oficiales tanto administrativo como militar en Kivu del Norte. Y desde el principio vale la pena entender que todas estas autoridades políticas, administrativas y los militares, el poder judicial y los agentes de seguridad que parecen estables ahora en el cargo, en el gobierno de la provincia de Kivu del Norte en bajo nivel de nivel administrativo son automáticamente corruptos, y abogan por el plan de exterminio de la población autóctona de Beni.

El General-mayor Timothée Mukutu, el abogado General FARDC, con una hermosa la retórica y elocuencia de las que es capaz, ha intentado cubrir y defender a Nyonyi en dilema, y con él todo el sistema de administración Julien Paluku y Joseph Kabila pero es demasiado tarde. Pues la revelación abrumadora del asesino Suleiman ya ha planteado la ambigüedad y ya no hay duda acerca de la responsabilidad del Estado congoleño en las matanzas de Beni.

¿Por qué Nyonyi, que es el alcalde de la ciudad, se ha convertido en un agente de inteligencia del fiscal militar, mientras que además de los servicios civiles de inteligencia que podría actuar con eficacia esta necesidad, el propio ejército, en su estructura operativa, dispone de gente especialmente asignado para el servicio de inteligencia en el terreno?

La evidencia en la mentira del Abogado General de las FARDC, en su esfuerzo por cubrir a Nyonyi, se convierte en un elemento nuevo que quita toda credibilidad a la corte militar que se de Beni encargada actualmente del dosier ADF y confirma más allá de los datos de investigaciones de investigadores internacionales, asociaciones locales y la sociedad civil del lugar, demostrando la complicidad de las instituciones públicas en las matanzas de congoleños en Beni.

En cuanto a la prueba de Suleiman citando una vez más la participación del General Akili Muhindo alias Mundos en esas matanzas, es necesario que la comunidad internacional sepa que este testimonio único es suficiente para una orden Internacional emitida por la Corte Penal Internacional (CPI) en contra de él, viendo que desde el inicio de estas matanzas, la evidencia de su responsabilidad en matanzas hasta estos días, y Kinshasa, en lugar de disuadir sólo les han animar, fortaleciendo, su autoridad y equipo, dotándole de la capacidad de organizar daños en contra de civiles indígenas. De hecho, Mundos ofrece armas a los asesinos, filtra los secretos de operación de las FARDC y recluta entre los indígenas, sobre la base de la motivación monetizada, milicias para fortalecer sus actividades matanzas de civiles
Ayer, todas las opiniones focalizaban principalmente sobre este Mundos y su red terrorista ubicado en el ejército congoleño; Hoy en día, se descubre la complicidad de un Nyonyi, el Alcalde de la ciudad de Beni, que también se ocultaba detrás de la cortina, y con él todo el actual sistema administrativo; y, en última instancia, el poder judicial, a través del general-mayor Timothée Mukutu, interviene públicamente para encubrir los crímenes y el esfuerzo para solucionar el fallo. Esta es la verdadera cara del estado congoleño en relación con el exterminio de sus ciudadanos inocentes pacíficos. No hay nada que se puede esperar del Gobierno congoleño para frenar la matanza de civiles y restaurar los derechos de las víctimas en el Beni.

¿Hasta cuándo la comunidad internacional, también, continuará a abdicar?

Anne-Marie Kyalala
Beni.

« Se entiende así el grave peligro de cualquier extensión al poder de Joseph Kabila. Todo congoleño digno de este nombre debe rechazar cualquier forma de transición. En efecto, teniendo en cuenta lo que está sucediendo en Kivu-Ituri, cualquier transición más allá de diciembre de 2016 daría tiempo y recursos al gobierno congoleño, que es, obviamente, cómplice de la ocupación, en marcha, de Rwanda en Kivu-Ituri « (Padre Vincent Machozi, 19 de marzo de 2016 discurso por el que fue asesinado al día siguiente).

©Beni-Lubero Online.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Laisser une réponse

Votre adresse email ne sera pas publiéeLes champs requis sont surlignés *

*